Realizar actividades físicas con frecuencia y una nutrición correcta pueden jugar un rol vital en nuestras vidas para cuidar nuestra salud y tener una buena calidad de vida.

Una dieta equilibrada incluye comer la cantidad de calorías y nutrientes necesarios para mantener un peso saludable. Nuestro cuerpo necesita la “gasolina” adecuada para poder funcionar de la manera más óptima y la mejor forma de conseguir esto es controlando nuestra actividad y nuestra alimentación.

Con actividad física nos referimos a cualquier actividad en la que el cuerpo mueve los músculos y requiere más energía que en estado de reposo. Personas de todos los tamaños y estados de forma pueden beneficiarse enormemente de llevar una vida física activa. Por muy pequeña que sea la actividad física que realicemos, cualquier actividad es mejor que nada y cuanto más activo seas más beneficios obtendrás.

Al decir nutrición nos referimos a la ingesta de alimentos en relación a las necesidades dietéticas de nuestro cuerpo. La nutrición juega un papel muy importante en la actividad física que realicemos ya que tiene una gran influencia en como realizaremos estas actividades. Si no ingieres las cantidades de comida adecuadas no podrás realizar las actividades de la manera más eficiente.

Una vida activa y una alimentación saludable tiene efectos significativos en nuestra salud:

  • Reduce los riesgos de enfermedades crónicas, como pueden ser la diabetes, enfermedades del corazón, tensión alta, problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
  • Prevenir problemas de obesidad.
  • Mejorar el bienestar general.
  • Mejorar nuestra apariencia personal y nuestra salud mental.
  • Ser más independientes.
  • Tener una actitud proactiva para los deportes.

En el proyecto de Wellbeing, pretendemos lograr todos estos beneficios mediante un control de la actividad física y un seguimiento nutritivo de los usuarios.

wellbeing1

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Categorías: Blog.