En el mundo que vivimos actualmente, las tecnologías están en un punto álgido o con pendiente muy positiva, de manera que nuestra sociedad está aceptando estos nuevos avances y asimilando sus utilidades. Cada vez hay más dispositivos de inmersión en la realidad virtual que proponen poder interactuar con la realidad ficticia generada por un entorno digital, dejando abierta una puerta con multitud de posibilidades a desarrollar.

Si nos fijamos simplemente en la publicidad actual podremos apreciar que los servicios virtuales son la normalidad en los productos que se ofertan. Se lleva generando bastante tiempo un nuevo mercado en el que un avance tecnológico sintetizado en un “software” o dispositivo es lanzado y aclamado por el público. De esta manera, aplicaciones móviles, web y otros son ahora una muy posible vía de generar un negocio y rentabilidad. Poseemos las herramientas necesarias para conseguirlo y hacer que siga adelante.

11 Canales de información

Entonces, en este punto, servicios de “seguimiento de usabilidad” de estas aplicaciones ofrecen
una información crucial para el empresario u ofertante de servicios. Obtener medidas de interés,
facilidad de uso, funcionalidad o actitud del usuario son entonces parámetros clave para realizar
un diagnóstico del servicio o aplicación sobre la experiencia del usuario.

Para abordar este punto debemos fijarnos antes en los canales que existen referidos a ello. Los canales asociados al usuario haciendo uso del servicio o aplicación en un dispositivo móvil o un ordenador serian por ejemplo el uso del teclado, el movimiento del ratón o el seguimiento facial visual, en el cual vamos a centrarnos en este documento. Al final, resulta que necesitaremos realizar tareas de seguimiento o “Tracking” para implementar los servicios de seguimiento de usabilidad.

Referido a la parte de seguimiento visual, el tracking de objetos utiliza transformaciones de imágenes y algoritmos con el fin de resaltar o extraer un objeto de nuestra imagen, tales como:

– el algoritmo de “Canny”, para realizar una extracción y detección de bordes sobre nuestra imagen.
http://docs.opencv.org/2.4/doc/tutorials/imgproc/imgtrans/canny_detector/canny_detector.html

– “erode” y “dilate”, que realizan transformaciones morfológicas sobre la imagen, es decir cambian su apariencia.
http://docs.opencv.org/2.4/doc/tutorials/imgproc/erosion_dilatation/erosion_dilatation.html

– o incluso algoritmos de “Haar Cascade”, que dependen de aprendizaje (machine-learning), es decir, a partir de un numero de muestras enseñarle a nuestro software a discernir lo deseado.
http://docs.opencv.org/trunk/d7/d8b/tutorial_py_face_detection.html

 

22 Dilate sobre una imagen binaria

 

Todo se engloba dentro de lo que sería el procesado digital de imágenes, que a su vez hace uso de técnicas de tratamiento de imágenes, que desembocan en diferentes tareas de seguimiento o tracking. En dependencia de este último, se generan distintas ramas de investigación y desarrollo para distintos fines según qué se pretende seguir o “trackaer”.

Object-Tracking
En general, consiste en la extracción y seguimiento de cualquier objeto que se presente en una imagen. Adquiere importancia dentro del campo de la visión artificial consiguiendo realizar tareas de control, localización y gestión con uso único de cámaras como sensores. Existen tres partes fundamentales: detección por movimiento, seguimiento frame a frame, y análisis de objetos por reconocimiento posterior.

 

33 Seguimiento de objeto por extracción de color

Hand-Tracking
El objetivo principal del seguimiento de manos es facilitar la tarea de ejecución, mediante un lenguaje más natural y con interacción de gestos. Normalmente se basa en otros sub métodos como el “Finger Tracking” o seguimiento de dedos, el cual localiza segmentos unidos por articulaciones, que todos unidos forman la mano, pero también es posible realizarlo mediante cálculo de áreas convexas. Esta tecnología ofrece muchas posibilidades en la rama de diseño, donde construir, modelar o esculpir en 3D puede convertirse en una tarea más intuitiva y accesible.

 

44 Localización de mano mediante cálculo de áreas convexas

Eye-Tracking
Es el proceso utilizado para medir el punto a donde miran los ojos o su movimiento relativo a la cabeza. Los dispositivos que realizan esta función son denominados “Eye Trackers”. Estos son usados en investigaciones relacionadas con el sistema visual humano, psicología, psicolingüística, marketing, como dispositivo de interacción humana y diseño de productos. Existen otros métodos de medir el movimiento de los ojos que utilizan sensores inductivos o están basados en electrooculogramas, pero el proceso de extracción mediante video es el más popular.

Face-Tracking
Los algoritmos de seguimiento de cara se centran en la detección, localización de alguna de sus partes, reconocimiento, interpretación del gesto, determinación de la situación espacial o generación de vistas sintéticas a partir de una cara. Generalmente primero se detecta la posible región ocular testeando las imágenes en escala de grises y buscando simetrías, probar diferentes posibles regiones faciales, tales como el iris, cejas, fosas nasales y las comisuras labiales.

55 Localización de puntos faciales usando Haar Cascade

En conclusión, estas ramas de seguimiento son una herramienta increíble para poder realizar distintos estudios y a su vez pueden abordar distintos sectores de mercado, los cuales veremos en posteriores entradas del blog cómo se acoplan y funcionan más concretamente.

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn